4 años: te reto a jugar

Estándar

Eso que dicen que los niños crecen muy rápido y que hay que disfrutarlos, no solo es cierto, sino que realmente pasa tan rápido, que es difícil asimilar la aplanadora del tiempo sin que sientas que te echan tierrita en los ojos. Recuerdo que siempre me costaba muchísimo migrar a una talla de pañal más grande con mi primer hijo, eso de que crecía, y que tenía que incluir en mi disco duro la información de que, además de todo de lo que uno tiene que estar pendiente cuando están chiquitos, tener en cuenta que no se quedan detenidos, y que engordan y estiran, y que eso implica sacar ropa guardada, salir a comprar otro tanto y comprar un paquete de pañales XG antes de que explote la tira elástica, es bastante para una primeriza. Algo tan simple como que van cambiando.

Hoy mi primer hijo inicia actividades en un colegio formal. Aunque asiste a guardería desde los 18 meses, es la primera vez en un colegio grande, con muchos niños y un horario estricto que cumplir. Hace unos días cumplió 4 años, y se ha vuelto un niño enamorado de las piñatas a las que antes temía. Hoy sueña con darle palo a la piñata, canta el cumpleaños feliz con aplausos y tonadas, elige el motivo de su fiesta, quiere repartir las tarjetas de invitación y cuenta los días para soplar las velitas. Sigue siendo un niño muy dulce, aun cuando está pasando por la primera adolescencia, y la rebeldía y los “no” ya forman parte de su comportamiento diario. Antes comelón, ahora el momento de la comida se ha vuelto una tortura para todos en la casa, nada le gusta, la independencia de comer solito, la dejó de lado, o por la edad o por la nueva hermanita, a la que ve que todo se lo hacen. Es fanático de Toy Story, tanto que ya todos nos aprendimos los diálogos y nos sorprendemos de su entusiasmo cuando vive cada escena como si fuera la primera vez. Es un amante de los rompecabezas, pequeños, grandes, baratos, de foami o de cartón, disfruta muchísimo sortear figuras entre las piezas dispersas en el piso. El pequeños “manos de tijera” es una amenaza, corta todo lo que se le atraviese, y con el lapiz, marcador, o color, hacer muñequitos y caritas es los sitios más insospechados. Y es que cuando le da flojera hacer algo, replica “es que soy un bebé”, pero es que tiene 4 años y cada día es un reto a la paciencia. Solo quiere hacer lo que quiere, cuando quiere y como quiere. Y es que parte de eso es lo que implica hacerse grande. Bañarse sin protestar solo es posible cuando se le ofrece una pequeña piscina e invita a Buzz Lighgyear en el plan, lo que incluye enjabonar y secar bien al pequeño juguete. Para comer hay que darle comida al juguete de turno, para dormir hay que ponerle la piyama de Buzz, para salir hay que bailar un rato el ritmo que la televisión infantil imponga en ese instante, para vestirse una sesión de cosquillas es obligatorio. Nadie dijo que era fácil, porque es que no vivimos en un comercial en el que las mamás están felices y nunca lucen despeinadas. Y es que el reto de que la carcajada le gane la pelea al grito, es que estos momentos kodak se presentan en paralelo con una cita a la que no puedes llegar tarde, un intenso dolor de cabeza, hambre, hormonas alborotadas, calor, una agenda apretada o puro y simple mal humor. Pero no hay escapatoria, para lidiar con esta edad, y quizá por un largo rato en esto del paso de las edades de los hijos,  el secreto es que lo lúdico sobreviva a lo real, y para eso los papás tenemos que trabajar en estar relajados y centrados, lo cual es un trabajo intenso. Hacer yoga, correr, escaparse al cine, repirar “hasta el infinito y más allá”, son algunos de los secretos para que entre tanto agotamiento prevalezca el juego, el buen humor y la alegría que necesita un pequeño adolescente. Al final, sus preguntas, su análisis inocente de la realidad, su sonrisa y sus abrazos hacen que nos desconectemos de todo lo que nos agobia, ese es el momento justo para recargar baterías, olvidarnos de nuestro intenso día a día, y sentarnos un rato a vivir una que otra fantasía que él quiera recrear, al final este es ingrediente principal que hará que crezca feliz y, para los padres, es un instante en el que la vida pareciera ser más sencilla, como un juego de armar y desarmar, como una película en la que siempre hay un final feliz.

Anuncios

Acerca de Fabiola Aponte Silva/CofradíaMamá

Comunicadora social graduada en la UCAB, ejerciendo actualmente en ámbitos inimaginados. Gerente, emprendedora, asesora comunicacional. En su "tercer turno” descubrió información fascinante: el día a día de sus dos hijos, objeto principal de su investigación periodística y de su master en inteligencia emocional y creativa. Comenzó a escribir sus crónicas en https://cofradiamama.wordpress.com/. Twitter @cofradiamama

»

  1. Que risa leer el post, sobre todo el de la hora del baño, porque con la Sofi pasa muy parecido. Sofiii…a bañarseeee…. ¿en la ponchera? ¿me puedo bañar con pinki doo? jejeje ultimamente bañarla tipo baño de vaquero es imposible. Ella disfruta su baño en la ponchera, juega con muñecas, barquitos, potes y pare de contar. Igualmente, al llegar al cuarto a vestirla, brinca en la cama, da vueltas, ve TV…no me para pues!!! Por eso sera que me siento como de 100 años??? Es “la etapa” como dicen por ahi…

    • Es una lucha diaria, un trabajo constante, una tarea fuerte para la que muchas veces sentimos que no estamos preparados, y eso a veces, nos frustra un poco. Pero es que nadie nos prepara, solo la experiencia, el día a día, aprender sobre la marcha. Lo bueno es que contar con el cariño de abuelos, tíos, hermanos, sobretodo de aquellos que como tu siempre están pendientes, hace el camino más placentero. Un abrazote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s