Un segundo pensando en el primero

Estándar

Un segundo bebé pone a prueba la armonía familiar, sobretodo cuando en la misma existe un niño de 3 años, hasta ahora, único centro de atención familiar. Eso de dedicarse a amamantar con tranquilidad, a domir cuando el bebé duerma, no aplica en estos casos. La hora de amamantar se puede convertir en una batalla, entre una mamá postrada en la mecedora y un niño brincando en la cama, tirando las medicinas, corriendo de un lado a otro, retando de cualquier forma la paciencia minada por el cansancio de cuidar a un bebé de meses. Un reto a la paciencia, un llamado al amor de mamá y papá, una prueba de resistencia. Los primeros días el caos se apodera de la casa, todos como piezas de rompecabezas de mil piezas, pujan por ajustarse, mucho estrés. Luego, poco a poco, todo se equilibra, principalmente una apuesta a flexibilizar las normas como única vía para bajar el estrés del hermano que ya no es tan único. Muchos mimos, mucha atención y sobretodo, disposición para guardarse en el bolsillo el cansancio, el sueño, la ira o cualquier otra emoción humana propia, pero que por ahora, debe ser postergada…

Anuncios

Acerca de Fabiola Aponte Silva/CofradíaMamá

Comunicadora social graduada en la UCAB, ejerciendo actualmente en ámbitos inimaginados. Gerente, emprendedora, asesora comunicacional. En su "tercer turno” descubrió información fascinante: el día a día de sus dos hijos, objeto principal de su investigación periodística y de su master en inteligencia emocional y creativa. Comenzó a escribir sus crónicas en https://cofradiamama.wordpress.com/. Twitter @cofradiamama

»

  1. Hola Paula, quédate tranquila, que como todo cambio pesa un poco al principio, pero luego de equilibran las cargas. Lo que te recomiendo, y que en mi caso me ayudó muchísimo, es buscar a alguien que entretenga al hermano mayor, que te visite y juegue con él o lo saque a pasear. A principio es normal que no solo él sienta el choque de un extraño que invade su casa, su vida, su espacio, sino de todos ustedes, para ti y para tu esposo también va a resultar un poco extraño dividir la atención en dos. Al papá le toca mucho trabajo esta vez, porque va a tener que encargarse muchísimo del hermano mayor, porque tu estarás muy ocupada con la bebé, y más si decides amamantar. Mi hijo aprovechaba ese momento para inventar todo lo que me sacara de las casillas, porque yo estaba inmovilizaba, rompía papeles, brincaba en la cama, etc. Este es un buen momento para buscar a alguien que lo entretenga o ponerlo a hacer una actividad que le guste mucho. Es cuestión de creatividad y de muuuucha paciencia. Lo lograrás, con el segundo ya casi no da miedo nada y enfrentas todo con mucha seguridad, aunque el cansancio te venza, llegará el momento de que todo forma parte de tu cotidianidad. Gracias por comentar y participar compartir tu experiencia.

  2. DIOSSS!! Hablame mas al respecto..estoy embarazada..y tengo una pequeña de año y medio y estoy atacada de nervios pooque sé que no será nada facíl.. y no sé..ni tengo idea..de cómo haré para afrontarlo..mejor dicho..cómo haremos para afrontarlo mi esposo y yo..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s