Entrenarse para el primer día de clases

Estándar

Hoy Santiago comenzó una nueva fase en su agenda diaria, ahora, luego de dormir su siesta matutina y almorzar, debe ponerse el uniforme, agarrar su morral e irse a su nuevo preescolar de 2 a 6 PM. Realmente está en período de prueba (esta semana estará máximo 2 horas), sin embargo no pude evitar comprarle un morralito nuevo, etiquetas para marcar sus utensilios, merienda, franela similar al uniforme formal, como un rito previo que rescaté de mi madre, quien en todos los inicios de año escolar hacía fiesta con el nuevo bolso, las etiquetas, horarios y las figuras seleccionadas para forrar los cuadernos y una comida especial, y es que, ¿para qué son los ritos familiares sino es para hacer de estos momentos algo especial y resaltarlos más allá de lo común y lo cotidiano?

Lo cierto es que esta prueba que pretende evaluar su adaptación a su nuevo lugar de juegos, para luego comenzar formalmente en septiembre el año escolar en el sitio que seleccionemos. El sitio me encantó, sobretodo el buen servicio que desde principio mostró su dueña, docente quien emprendió este proyecto en el que ya tiene 8 años, y atiende con esmero a cada familia, el sitio es limpio, ordenado y con pocos niños. Desde el miércoles pasado, cuando decidí que ese sería el lugar para dar sus primeros pasos en esta lides, comenzamos a prepararlo, a contarle que desde el lunes (hoy) iría a un sitio nuevo a jugar con otros niños y que allí estaría un rato sin nosotros y que luego lo iríamos a buscar. Con esa idea salió de la casa, escogió su libro preferido para llevarlo con él, eso sí, el morral lo tumbó (la ilusión de verlo con su morralito a cuestas me nubló el sentido común, he de confesar), lo cual lo molestó un poco, se despidió de Coro, y llegamos al sitio y fue amor a primera vista, que tuviera bombas y computadora fue suficiente para que comenzara a sentirse cómodo y a explorar con detenimiento su entorno. Lo llevamos con el resto de los niños, quienes estaban en la hora de juegos en el patio, mientra mi dedo se ponía morado Santiago lejos de aflojarlo no lo soltaba, pero eso no le impedía verlo todo y disfrutar todo lo que ya su vocabulario incluye: bombas, nenés, mama, árbol… Para darles la bienvenida las bombas de jabón colmaron el sitio. Santiago ya empezaba a soltarme el dedo a ratos, mientras le seguía explicando que allí lo dejaríamos un rato y luego lo buscaríamos. Gerardo tomó algunas fotos mientra yo me alejaba, luego él le dijo adiós, y realmente estaba tan distraído que nos ignoró… Aunque no por mucho tiempo, cuando estábamos llenando la planilla de inscripción, escuchamos su llanto, acto seguido una de las maestras corrió a buscar un cuatro para tranquilizar, a Máximo y a Santiago, los nuevos integrantes de este grupo de niñitos que devolvieron el llanto al lugar a mitad del año escolar. Los ojos aguados no pude evitarlos, tampoco esas mariposas en el estómago, pero en el fondo estaba confiada en que pronto lo superaría, y durante hora y media que estuvo allí, sollozó y se calmó en varias oportunidades, saldo positivo en todo caso para un primer día. Luego cayó rendido en el carro mientras lo llevé a un parquecito y a comer con papá. Le compramos un juguetico, lo felicitamos por haberse portado tan bien, y la verdad, es que él estaba animado, contento y con hambre, para variar. Todos superamos esta primera vez, luego de un sustico, con alegría, como debe ser cada paso importante en la vida de cualquier persona.

Anuncios

Acerca de Fabiola Aponte Silva/CofradíaMamá

Comunicadora social graduada en la UCAB, ejerciendo actualmente en ámbitos inimaginados. Gerente, emprendedora, asesora comunicacional. En su "tercer turno” descubrió información fascinante: el día a día de sus dos hijos, objeto principal de su investigación periodística y de su master en inteligencia emocional y creativa. Comenzó a escribir sus crónicas en https://cofradiamama.wordpress.com/. Twitter @cofradiamama

»

  1. que bien aunque yo creo que empezo como yo ; llorando la primera semana aunque, creo, que con el tiempo se acostubrara y hara amigos… como pasa el tiempo ?

  2. Prueba superada!!! Felicidades a los papis…!!! el tiempo pasa y Santiago nos demuestra que él impone el ritmo, que del apuro queda el cansancio, que es un niño único e irrepetible, que cada etapa se vive, se disfruta y se supera cuando él lo decide asi…

    Está creciendo y ustedes con él…porque los padres aprendemos a ser padres creciendo con nuestros hijos.

    Besos inmensos!! y bravo Santi…eres un campeón!!

  3. Santiago, muchachito, de aquí al postgrado, mi panita. Un abrazo y sigue adelante.
    Los más fuertes rugidos cariñosos para ti.
    Dile a tus padres que te compren un morral de Garfield, realmente Snoopy no tiene vida hermanito, así que, por favor, rebélate.
    Grrrrrrrrr

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s