Multiplicar por tres

Estándar

Recientemente asistimos al cumpleaños de la hija de un amigo, y allí estaba una mamá que durante bastante rato fue el centro de atracción de la fiesta, mamá de tres niños, dos hembras y un varón, que cumplirán 2 años en enero del próximo año. Las historias son intensas, aunque como ella misma dice, ahora suenan divertidas, no recuerda nada de los primeros tres meses de los trillizos. Las fotos son su memoria, porque desde que llegó a su casa no recuerda nada. Casi desmayada, insistía en darle pecho a sus tres bebés, pero su cansancio pudo más, e insistió al pediatra, hombre al fin, quien insistía en que “por qué no intentas darle más tiempo”. Hay decisiones que son sabias, aunque ningún libro lo diga, acciones que dan paso a un bienestar más integral que detallista. Ella andaba con una de las niñas, que andaba un poco enferma, como sus dos hermanos, que esta vez se quedaron con su padre, quien según esta mamá, es una madre más. Una de las historias que más me impactó fue la de las cunas, compró tres hermosas, y apenas las usó, los bebés no dormían absolutamente nada durante la noche, de acuerdo a la sicóloga la solución era más económica, un inmenso colchón donde durmieran los tres juntos, y así fue, dulces sueños desde ese momento. Es una mamá admirable, muy segura de sí misma, y con el carácter justo para poder discutir con pediatras de librito o muy conservadores, los mejores según dice, son los que le dan margen de acción, varias alternativas, no los que se casan con un laboratorio o una marca de leche, sino los que están abiertos a probar. Disfruté mucho sus historias, una especie de libro abierto, y aun mejor, porque es de la vida real…

Anuncios

Acerca de Fabiola Aponte Silva/CofradíaMamá

Comunicadora social graduada en la UCAB, ejerciendo actualmente en ámbitos inimaginados. Gerente, emprendedora, asesora comunicacional. En su "tercer turno” descubrió información fascinante: el día a día de sus dos hijos, objeto principal de su investigación periodística y de su master en inteligencia emocional y creativa. Comenzó a escribir sus crónicas en https://cofradiamama.wordpress.com/. Twitter @cofradiamama

»

  1. Qué buena solución la de un colchón para todos. La aplicaré en caso de ser padre de trillizos en el futuro. Ellos en el colchón y yo en el psiquiátrico, porque si me tocan trillizos en la lotería del parto yo me declaro formalmente incapaz de asumir responsabilidades.

  2. Hola Fabiola,
    ¡Hay tantas mujeres que se merecen un premio por su esfuerzo! Esta mamá de la que hablas es todo un ejemplo.
    Por cierto, que tú también tienes un premio al esfuerzo femenino esperándote en mi blog.
    Un abrazo y un besazo para tu niño,
    Rosina

  3. No deja de impresionar la fortaleza que puede alcanzar un ser humano, especialmente una mamá y un papá convertido en mamá gracias a unos trillizos. Difícil sin duda, pero van superando la prueba. Si ya cuentan las historias como anécdotas es que van por buen camino
    Rugidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s