Expedientes Secretos

Estándar

Mi sobrina Estefanía, desperto en pleno llanto alrededor de las 4 de la madrugada, gritando “¡¡¡mi mascota, mi mascota, se murió mi mascota!!!”. Hania, su mamá, tratando de calmarla, la llevo a ver el recién comprado acuario, donde 4 pecesitos dormían con sus sendos ojos abiertos, para que confirmara que solo era un sueño, que ese pez que ella decía estaba muerto entre sus sábanas, realmente estaba vivo. Estefanía, entre sollozos, se volvió a quedar dormida. Al día siguiente, lo primero que hizo Hania al levantarse, fue mirar el acuario. Un pez flotaba sin vida en la pecera.

Dicen que ahora los llamadas Niños Índigo, inquietos e incontrolables, pasaron a transformarse en Niños Cristal, plácidos y con un aire “mistico” y ciertos poderes en este estilo. Aunque, claro está, estas teorías siguen saliendo sin ningún fundamento científico y son parte ya de los mitos urbanos que ligeramente se instalan en las conversaciones comunes.

También se dice, cuentos de abuelas, que los niños nacen con una sensibilidad única, afilada a más no poder en los primeros años de vida, que les permite ver y encontrarse con seres de otros mundos, que van más allá de los amigos imaginarios ¿Realidad o ficción? Quién sabe, pero esta historia de Estefanía es como para pensarlo…

Anuncios

Acerca de Fabiola Aponte Silva/CofradíaMamá

Comunicadora social graduada en la UCAB, ejerciendo actualmente en ámbitos inimaginados. Gerente, emprendedora, asesora comunicacional. En su "tercer turno” descubrió información fascinante: el día a día de sus dos hijos, objeto principal de su investigación periodística y de su master en inteligencia emocional y creativa. Comenzó a escribir sus crónicas en https://cofradiamama.wordpress.com/. Twitter @cofradiamama

Un comentario »

  1. No dudo de los poderes de los niños de hoy, más despiertos, más sensibles, sobre estimulados, pero coñ…. los peces esos se mueren con sólo mirarlos. Estefanía seguro advirtió su fragilidad nada más verlos y por eso se fue a dormir con el temor de perderlos. No hay como los gatos de mascotas, tienen siete vidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s