Sonidos

Estándar

Además de ser un bebé muy atento a cualquier sonido también los practica y los adapta a cualquier ocasión.

Cuando tiene sueño comienza a arrullarse con cánticos hasta que se duerme. Si va en el carro también se canta, pero esta vez el sonido es como para pasar el tiempo.

Cuando toma su primer tetero en la mañana y quiere sentarse o salir del cuarto comienza a refunfuñar, es una protesta que puede llegar a causarle tos de tantos esfuerzos que hace con la garganta.

El júbilo lo expresa con gritos intensos y manotazos, y si la alegría es mucha, ríe a carcajadas. Aun no se atreve a decir mamá o papá, aunque le encanta que uno se lo repita, supongo que le hace gracia la forma como se mueve la boca.

Ni hablar del momento de la comida, el mmmmm no para de principio a fin, solo cambia los niveles del volúmen de acuerdo a la satisfacción que el alimento le produce.

El sonido de un avión, la afeitadora de papá, la licuadora y la música, hace que pierda la concentración y solo se enfoque en escuchar y descubrir de qué se trata. 

Muy auditivo y curioso, así es Santiago a sus 8 meses y medio. 

Anuncios

Acerca de Fabiola Aponte Silva/CofradíaMamá

Comunicadora social graduada en la UCAB, ejerciendo actualmente en ámbitos inimaginados. Gerente, emprendedora, asesora comunicacional. En su "tercer turno” descubrió información fascinante: el día a día de sus dos hijos, objeto principal de su investigación periodística y de su master en inteligencia emocional y creativa. Comenzó a escribir sus crónicas en https://cofradiamama.wordpress.com/. Twitter @cofradiamama

»

  1. Elsa, ojalá Santiago sea una versión mejorada de mi interpretación en el karaoke
    Darcy, qué alegría que la tía siga los pasos de Santiago por esta vía.
    Bryshila, qué alegría que compartas los “sonidos” de Fabio, espero que se repita, por lo menos para que la Cofradía tome vida virtual mientras nos alcanza el tiempo para reunirnos de nuevo.

  2. Querida amiga Fabiola, nuestras vidas ahora giran entorno al mundo que cada día descubren nuestros hijos, es maravilloso escucharlos reír de la gracia que les causa cualquier cosa que uno les dice. Ahora mi Fabio pasa el día diciendo Tatatatatatata lo hace ha fuerte voz y claramente, me encanta escucharlo y ver a través de su boquita los dos dientecitos que le salen. Además, también dice “QUE” imagino que de tanto que le dicimos continuamente esta palabra para preguntarle ¿qué haces? ¿qué quieres? ¿qué buscas? como si nos fuese a responder de inmediato. Un abrazo para ti y Santiago.

  3. me encanta estar al tanto de algunos detalles de la vida que tienen con ese bebe. te repito que es una gran idea la de este blog, para los que no estamos cerca. besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s