¿Para cuándo el hermanito?

Estándar

pt_44_1024.jpgEste título de un reportaje que apareció en la revista dominical de El Nacional, “Todo en Domingo”, llamó mi atención, pero como no iba a hacerlo, si hasta hace pocos días mi corredora de seguros me persiguió para preguntarme si sacaba la cobertura de maternidad de mi seguro por este año (lo cual significa más de un millón de bolívares menos del monto a pagar). Por supuesto, fueron muchos días dándole vueltas a la cabeza ¿voy a tener otro bebé?, y si es así, ¿para cuándo? ¿Será buena idea tenerlo rápido para que a uno no le de flojera empezar de nuevo luego de que el primero esté grande? ¿O decido tener un hijo único y desde ya ahorrar para que un sicoanalista le resuelva a Santiago todos los males que vaticinan para los hijos únicos? En fin, no tengo respuesta aun para ninguna de estas preguntas, por lo que al final dejé la maternidad en mi póliza de seguros (mejor prevenir) y leí con detenimiento el reportaje de Magaly Rodríguez.

Empecé por las amenazas de los especialistas a las añozas…
 

En una mujer sana de 30 años, uno de cada tres óvulos no es viable. Ese óvulo no da bebés, o si da un embarazo termina en un aborto, o si logra sobrepasar el primer trimestre puede implicar una enfermedad genética. Pero ya a los 35, serían dos de cada tres óvulos. A los 40, tres de cada cuatro. A los 45, nueve de cada diez. Por eso queremos que la mujer tenga sus hijos antes de los 35 y después de esa edad se dedique a disfrutarlos. Lo que uno busca es la mayor probabilidad de tener hijos saludables”.

Si le tomo la palabra a lo que dice el obstetra el obstetra Ibrahím Reyes, entonces Santiago será hijo único. Pero seguí leyendo…

“Antes de que cunda el pánico entre las rezagadas, cabría preguntarse qué opciones tiene una mujer cómoda en los 30, que no se siente lista para el segundo o no tiene pareja. La congelación de óvulos es una alternativa (…)”

Eso me recordó a una gran amiga que está considerando seriamente esta opción porque quiere seguir viviendo la vida loca por un tiempo más. Es una opción, aunque no la mía.

“(…) La decisión debe ser bien conversada y planificada con la pareja, en vista de que volver al tren de atender a un bebé no siempre es fácil. Reyes lo sabe. Estamos viendo en la consulta muchas mujeres que deciden tener sólo un niño para satisfacer su instinto maternal y que quieren esterilizarse de una vez”.

Luego señala el reportaje reseñando a Parents.com, los pros y contras de tener más hijos de acuerdo al número de años que se espere.

 Menos de dos años de diferencia. Aún cuando pelean, los hermanitos se ven obligados a resolver sus diferencias rápidamente para poder seguir jugando juntos, y es más fácil entretenerlos con una misma actividad. El padre se involucra más en la crianza para asistir a la mamá, y si ella decide dejar su trabajo por un tiempo para atenderlos, esto supone un solo período de receso profesional. En el lado difícil, cubrir las demandas emocionales y económicas de dos bebés puede ser agotador. · De dos a cuatro años de diferencia. Tomarse un respiro entre un hijo y otro les permite a los padres asimilar la experiencia y también oxigenar su relación como pareja. Además, el primogénito ya va al preescolar y depende un poco menos de la madre, lo cual genera menos estrés para atender al segundo. Entre los contras, el hijo mayor puede resentir la pérdida de exclusividad en la atención de sus papás para jugar, y algunas actividades con su hermanito pueden parecerle fastidiosas.· Más de cinco años de diferencia. A raíz de la experiencia, lógicamente los padres ya tienen más idea de “cómo funcionan” los niños y se sienten menos ansiosos. El hijo mayor es otra figura modelo que puede ayudar a su hermano a comprender el mundo. Sin embargo, puede que los padres ya se hayan desacostumbrado al trote de atender un bebé y deberán enfrentarse a distintas etapas e intereses en el desarrollo de sus hijos; la pareja puede pasar menos tiempo junta si el papá cuida siempre al mayor mientras la mamá se ocupa del menor.
 
Tenerlos o no tenerlos… Siempre será un dilema. Al final, lo que se decida siempre será lo mejor, sin presiones sociales (si acaso escapar de eso sea posible), ni modelos ideales a seguir (aunque en china donde abundan los hijos únicos el compartir es misión imposible y casi un asunto de estado por el problema que esto representa)… Ninguna situación se repite de forma idéntica, cada individuo es único así como cada familia, así que a construir la familia que queremos con nuestras propias decisiones, que no son ni buenas ni malas, solo nuestras.

Anuncios

Acerca de Fabiola Aponte Silva/CofradíaMamá

Comunicadora social graduada en la UCAB, ejerciendo actualmente en ámbitos inimaginados. Gerente, emprendedora, asesora comunicacional. En su "tercer turno” descubrió información fascinante: el día a día de sus dos hijos, objeto principal de su investigación periodística y de su master en inteligencia emocional y creativa. Comenzó a escribir sus crónicas en https://cofradiamama.wordpress.com/. Twitter @cofradiamama

»

  1. Así como casarse, tener hijos es el tipo de decisiones que si se piensan mucho no se hacen. Lo importante es estar claro en el por qué queremos tenerlos. No es fácil, como dices, Hania.

  2. te comento que sin querer en el tiempo menor de 2 años sali nuevamente embarazada sin estar en la busqueda (como lo sabes), estaba muy feliz porque Estefania iba a tener su hermana con la añoza de 35 hoy dia 37 jeje, pero lamentablemente lo perdi. Luego de ese episodio triste no quize mas la idea en mi mente de volverlo a intentar, pero ya al pasar cierto tiempo decidimos dejarnos de cuidar a ver si Dios nos da de nuevo esa oportunidad, tenemos 11 o 12 meses intentandolo, quizas sea por lo de los ovulos, simplemente digo si no viene es porque no conviene….lo espero con alegria y susto a la vez, a pesar de saber todo lo que me esperaria de nuevamente volver a comenzar. La decision ya la tomamos ambos pero a veces pensamos hacia adelante y a veces hacia atras….Dato….no es facil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s