Caza Pediatras

Estándar

Podría decir que internet es el culpable, pero creo que hay algo más que eso. Cualquier sentencia del pediatra, medicamento o recomendación es sometida al escrutinio de Google para verificar componentes, efectos secundarios, consecuencias, etc. Claro, trato de seleccionar las páginas de medicina serias, porque sino, uno se encuentra con cualquier locura, como las que a veces se exponen en Yahoo Preguntas, en las que cualquiera le recomienda al que pregunta, de buena fe y todo, tratamiento médico y hasta medicinas. En fin, esto es lo mismo que me ha pasado con los pediatras, he estado buscando uno que me convenza, no tanto porque sea reconocido, sino porque le dedique a sus pacientes el tiempo necesario como para responder el montón de preguntas que tiene toda madre primeriza, o por lo menos una con tendencias obsesivas como yo. Poco a poco me acerco al que es. He visitado tres, y el último por lo menos se toma la molestia de atender no más de 12 pacientes por día (el pediatra con el que hasta la fecha trataba a Santiago una vez atendió 29), lo que le permite examinarlo con cuidado, preguntar, responder y hacer un diagnóstico completo. Otra característica fundamental, con la que este ha cumplido, es atender el teléfono cuando uno lo llama. Es importante que uno pueda contar con que el médico atenderá cualquier emergencia o duda.  El último jugó con Santiago, le hizo cariños y le buscó un juguetico y todo, eso enternece y dan ganas de volver (por rutina, claro está, no por enfermedad). Es importante de aun cuando haya madres como yo que le colman la paciencia a cualquier doctor con el montón de preguntas, siempre tenga la paciencia y el tiempo para aclarar las dudas y no sentirse cuestionados de mala fe en su ejercicio. Al final, tampoco es que son muchas exigencias, creo que es lo básico que cualquier madre puede exigir a la persona que trata de curar a su bebé.  

Anuncios

Acerca de Fabiola Aponte Silva/CofradíaMamá

Comunicadora social graduada en la UCAB, ejerciendo actualmente en ámbitos inimaginados. Gerente, emprendedora, asesora comunicacional. En su "tercer turno” descubrió información fascinante: el día a día de sus dos hijos, objeto principal de su investigación periodística y de su master en inteligencia emocional y creativa. Comenzó a escribir sus crónicas en https://cofradiamama.wordpress.com/. Twitter @cofradiamama

»

  1. Bueno con respecto al asistente del pediatra de mi hija creo que no le fue muy bien cuando se lo comentè al Dr.titular no doctora, ya que lo regaño como era debido, a pesar creo que todo los asistentes son utiles, llenan los informes medicos y recipes para el Seguro, pesan y miden a los niños, inyectan a los bebes por lo cual la niña no le toma rabia al titular jajaja, y ademas cuando van a hacer el ingreso por alguna enfermedad hace todos los tramites y luego llega la Estrella Mi Doctor Pediatra que no lo cambio por nada ya que me atiende a la hora que sea (Creanlo 4am) y ademas la niña no pasa de 3 a 5 dias en salir del mal que le aqueje. Y otra, ya tanta confianza le tenemos que no hacemos cola, nos atiende a final de la tarde o la hora que este desocupado…Que tal?

  2. Sí, es verdad Elsa, ojalá los médicos tuvieran buenas herramientas de comunicación, eso complementaría completamente su ejercicio. Pero la mayoría como dices responde con monosílabos como si uno tuviera la obligación de entender todo lo que dice.
    Lucre, esa es una modalidad nueva, creo, la de los asistentes, resuelven, a menos que sean como el asistente del pediatra de mi sobrina, que una vez lo llamaron en la noche para hacerle una consulta, porque no conseguían comunicarse con el titular, y el tipo les respondió que ese no era su horario de trabajo, como si su oficio de asistir al niño en la enfermedad tuviera horario de oficina

  3. Sé que mi hermana tiene dos pedriatras, uno para control y otro para emergencias o cosas pequeñas o depende de quién le conteste primero.
    Pero no es fácil. Hoy en día todas las consultas están llenas. No sé si será por la escasez de médicos (de todas las especialidades) o por el aumento de las enfermedades o qué, pero hay que estar dispuesto a perder horas y horas. Los médicos que no hablan son los peores. No tanto que le haga cariñito al bebé, pero sí que te explique y te responda a las dudas y preguntas de buena manera, no con monosílabos y de mala gana.

  4. Los pediatras son como los gienecologos!!! siempre full!!! A veces los entiendo!!! pero bueno la mía yo la ladillo hasta el final!!! pero de verdad que tengo que estar detrás de ella. No entiendo!!! pues si los entiendo, la pediatra de Vicky la última consulta de rutina el mes pasado, tenía 9 niños hospitalizados, se podrán imaginar la espera que tuve!!!! llegué a las 5:00pm y salí a las 9:00pm.
    Pero el pediatra es como un matrimonio, uno con el pediatra, discute, pelea, lleva el crecimiento del niño, y hay que tener mucho pero mucho feeling!!! ah!! y muy importante la atención personalizada. Mi pediatra es muy cómica, es una zorra vieja, y tiene dos asistentes, así que siempre ella o las dos pediatras asistentes siempre estan disponibles, por eso nunca me he ido, auqnue a veces me dan ganas de salir corriendo, pero atender 29 niños en un día, ni los pesaran!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s