La Teoría de Los Dos Cuerpos (por Soraly)

Estándar

Aunque todavía no tengo hijos, la experiencia de mis primas, amigas y la actitud de mis tías y de mi propia madre me han llevado a desarrollar una teoría acerca de la maternidad que ha requerido mayor dedicación y especializació n una vez que asumí que quería ser mujer florero. Ambas teorías se complementan y si se quiere ser mujer florero hay que tener muy clara la teoría de los dos cuerpos. Digo, para entender bien por dónde va la cosa.

Ya ustedes conocen mi teoría de mujer florero… he aquí la de los dos cuerpos.

¿Cuántas veces escuchamos aquello de que “cuando uno tiene un hijo le cambia la vida”? o “ahora todo va a ser diferente”, “prepárate para los cambios”, y muchas parecidas que abundan cuando se tiene a una futura madre primeriza cerca… Pues yo tengo mi propia teoría: a uno no le cambia la vida cuando tiene un hijo, el asunto es que una se muere y vuelve a nacer… pero con dos cuerpos.

Me explico: ya no eres tú, única e independiente con un solo cuerpo que se mueve a tu voluntad y albedrío. No, ahora tienes DOS CUERPOS. Y va a quedar muy claro cuál es el que manda.

Las madres primerizas tienen que acostumbrarse a vivir en esa esquizofrenia. Claro, hasta ese momento si uno quería ir al cine, pues iba; si uno quería comer, comía; si uno quería dormir, pos… ¿qué más? Dormía… Después de un bebé… (que viene a ser tu otro cuerpo), entonces, la cosa es distinta. Tienes un cuerpo que quiere ir para el cine, pero el otro cuerpo aún no puede serenarse… ¿tonssss? Los dos cuerpos tienen que quedarse en la casa. ¿Me copian?

El cuerpo N° 2 depende totalmente del cuerpo N° 1 que va perdiendo su voluntad y, progresivamente, va ordenando su agenda, usos, costumbres y actividades, a lo que el cuerpo N° 2 requiera. ¿Las vacaciones? Pues, para donde el segundo cuerpo pueda estar bien… ¿A bailar? Pos no se puede porque ¿y cómo baila el cuerpo N° 2 en un discoteca? En casita será… Todo, todo, todo, todo lo que antes hacía el cuerpo N° 1 va cambiando para entregarse a la dinámica dictada por el cuerpo N° 2 que, pequeñito y todo, es el que dispone… Y la cosa más curiosa es que se termina asumiendo tanto la vida del cuerpo N° 2 que se dejan atrás tantas y tantas cosas del cuerpo N° 1 (incluso sin percatarse o sin añorarlas a veces) para entregarse a “ese otro cuerpo”.

Una vez pasada la esquizofrenia de los primeros meses ya uno está adaptado, en el mejor de los casos, y pasará años viviendo con dos cuerpos. Un cuerpo que trabaja (en casa u oficina) y un cuerpo que va a la escuela… Siempre, siempre, siempre el cuerpo N° 1 “vivirá” con el cuerpo N° 2 cada instante… El cuerpo N° 1 volverá a hacer tareas, a llorar en el kinder, a caerse del tobogán, a rumbear hasta la madrugada… todo todo todo porque estará “adosado” al cuerpo N° 2.

Esto no se acaba nunca… sólo si el cuerpo N° 2 decide abandonarte. Y aún así el cuerpo N° 1 jamás se resignará a ello, aunque haya distancia, tiempo y cualquier cambio de por medio. Es que… con tantos años viviendo con dos cuerpos… uno se debe acostumbrar ¿cierto?

En fin… no es nada complicado entenderlo. Yo no soy madre y, nada más de verlo, lo asumí. La cuestión es aceptarlo. Tu vida, tal como la conoces, se termina el día que tienes un hijo. Empieza OTRA COSA. No sólo se disfruta, se vive, es alegría, es O-TRA- CO-SA… Eres tú con dos cuerpos.

Valga aclarar que esta teoría no aplica para los hombres. Sólo las  mujeres deben vivir con dos cuerpos al tener su primer hijo. Dependiendo de la cantidad de hijos que se tenga… pues tantos cuerpos tendrá una por ahí deambulando.

Yo, cuando comprendí que esto es lo que ocurre con una mujer al convertirse en  madre, entonces, decidí disfrutar al máximo mientras tenga un solo cuerpo que me hace caso (aunque a veces también se me pone rebelde y anda por su cuenta… De esto ahora estoy más pendiente porque ha habido caaaadaaaa coooosaaaaa que ha heccchooooooooo) .

En fin, de momento llevo mi cuerpo a todos lados que me pida… Ayer, por ejemplo, mi cuerpo quería tomar vinos… Pues tomé vinos. Hoy quería hacer ejercicios para sacarse el vino… ¿entonces? Pues a hacer ejercicios. Y así voy… A mi cuerpo N° 1 le gusta comer, beber, bailar, salir, viajar y muchas otras cosas más. De hecho, mi cuerpo se va de gira por Europa en mayo. Hay que darle al cuerpo lo que pida… y él me lo pidió. Yo lo complazco mientras puedo.

Estoy consciente de que cuando Dios me bendiga con un hijo, volveré a nacer. Con dos cuerpos… y habrá que jerarquizar cuál de los dos necesita más atención. Y eso, amigas cofrades, está clarísimo… Así que disfruten mucho antes de que se produzca ese milagro de la naturaleza.. . no, el hijo no… La mujer con dos cuerpos. El diccionario de la RAE trae la explicación detallada por la “eme”… de “mamá”.  

Anuncios

Acerca de Fabiola Aponte Silva/CofradíaMamá

Comunicadora social graduada en la UCAB, ejerciendo actualmente en ámbitos inimaginados. Gerente, emprendedora, asesora comunicacional. En su "tercer turno” descubrió información fascinante: el día a día de sus dos hijos, objeto principal de su investigación periodística y de su master en inteligencia emocional y creativa. Comenzó a escribir sus crónicas en https://cofradiamama.wordpress.com/. Twitter @cofradiamama

»

  1. EXCELENTE, UNA TEORIA MUY ORIGINAL. COMPROBADO, LOS HIJOS CAMBIAN LA VIDA, PERO TAMBIEN ES VERDAD QUE JAMAS PODRE HACER POR MI HIJO LO QUE EL NO QUIERA HACER POR EL MISMO. PUEDEN EXISTIR DOS CUERPOS IGUALES, PERO SIEMPRE SERA UN SOLO ESPIRITU.

  2. Sí, cada cuerpo complica la cosa, pero uno aprende a disfrutar de esos cambios que traen los nuevos cuerpos. Todo es costumbre y equilibrio

  3. Sorali felicitaciones por tu descripcion, por ejemplo mi cuerpo 1 quisiera ir todos los fines de semana a la playa, pero mi cuerpo 2 no me lo permite…creo que es lo unico que añoro ah y tambien el cine….

    Yo de soltera y rumbera como tu recuerdo que se me hacia ridiculo el comentario de ….Un hijo te cammmbbia la vida….pero nada mas cierto que eso

    Y pensando en el segundo ohhh Dios que hare con un 3er cuerpo…peeerrroo

  4. Muy interesante esta teoría, pero sigo pensando que es igual a decir que un hijo te cambia la vida, sólo que So lo ha explicado de forma detallada y con un toque de romanticismo. Hay que agradecer que exista alguien capaz de darnos luz… sobre todo en época de apagones…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s