Un asunto de sensibilidad

Estándar

Me contaba una amiga que vive en Inglaterra que allá es un issue el asunto de la depresión postparto, tanto que le hacen seguimiento a la mamá desde la clínica, y si apenas presienten algunos síntomas de depresión, les avisan a unas especies de trabajadoras sociales, quienes las visitan regularmente a su casa y les ofrecen apoyo afectivo y terapéutico. Gracias a Dios yo tuve un apoyo familiar incondicional, pero lamenté el caso que tantas personas no lo tuvieran y se vieran expuestas a tal enfermedad sin orientación alguna.

La historia extranjera me pareció tan profundamente humana, que no pude evitar recordar, cuando fuí a visitar el segundo terapeuta al que consulté en uno de mis peores momentos de crisis, quien solo se limitó a tomar mis datos, a hacerme preguntas de cuestionario y a decirme que me llamaba luego, que tenía que consultar mi caso, y que me anotara en una larga lista de espera, y yo ahí sentada, clamando por ayuda desesperadamente. Si esta es la muestra de sensibilidad de un profesional experto en el área ante una persona en crisis, me dije, no me quiero imaginar qué queda para el resto de los mortales. Menos mal que no es un mal generalizado y aun quedan personas dispuestas a dar una mano.

A pesar de que los latinos somos considerados solidarios y simpáticos, nos quedamos allí, no hemos sido capaces de organizarnos como sociedad civil para ayudar sobre en estos asuntos sensibles para la población y prestar ayuda. Sin irnos muy lejos, a veces ni siquiera sabemos cómo se llama un vecino o tenemos a tres casas a una persona pasando por un conflicto en el que podríamos ayudar y no nos enteramos nunca. Nos interesa tan poco la vida del otro, a menos que sea para hacer comentarios ligeros o chismear, que se nos va la vida viéndonos el ombligo a la vez que nos quejamos de lo mal que está esta sociedad, a la que tan poco aportamos.

Anuncios

Acerca de Fabiola Aponte Silva/CofradíaMamá

Comunicadora social graduada en la UCAB, ejerciendo actualmente en ámbitos inimaginados. Gerente, emprendedora, asesora comunicacional. En su "tercer turno” descubrió información fascinante: el día a día de sus dos hijos, objeto principal de su investigación periodística y de su master en inteligencia emocional y creativa. Comenzó a escribir sus crónicas en https://cofradiamama.wordpress.com/. Twitter @cofradiamama

»

  1. Hola Ikaque, mil gracias por tu mensaje. Mi bebé también tiene 4 meses y casi una semana. Ojalá podamos seguir en contacto y compartir vivencias.
    Saludos

  2. Hola colega, lo siento así ya que al igual que tu
    soy mamá primeriza de un hermoso bebé de 4 mese y 11 dias,
    su nombre es José Tomás;
    gracias por compartior con el mundo tus vivencias, escribes muy bien,
    estaré pasando por tu blog de cuando en cuenado, (bueh.. cuando mi bb me lo permita, ya tu sabes cómo es todo entre el cambio de pañales, amamantar, la hora del baño, masajes etc etc etc en algún momento quedará un lugar para también leer y escribir algo en un blog) Saludos cordiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s