Sin decir ni pío

Estándar

Para que no me llenara de gases y evitar el dolor que eso produce luego de la cesárea, me recomendaban lo hablar ni papa. Me comunicaba con papelitos, qué fastidio, y yo con tanto que decir. Lo más difícil fue recibir la tremenda sorpresa de ver a Gricel, mi gran amiga que vive en Minessota, en la puerta de la habitación para dar la bienvenida a Santiago, y yo solo abrí la bocota y lancé un grito mudo.

Anuncios

Acerca de Fabiola Aponte Silva/CofradíaMamá

Comunicadora social graduada en la UCAB, ejerciendo actualmente en ámbitos inimaginados. Gerente, emprendedora, asesora comunicacional. En su "tercer turno” descubrió información fascinante: el día a día de sus dos hijos, objeto principal de su investigación periodística y de su master en inteligencia emocional y creativa. Comenzó a escribir sus crónicas en https://cofradiamama.wordpress.com/. Twitter @cofradiamama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s