El eufemismo: un hijo te cambia la vida

Estándar

Mi cuñada me cuenta que le daba una rabia cada vez que alguien le comentaba cuando estaba embarazada: “aprovecha ahora, que un hijo te cambia la vida por completo..”. Apenas nació mi sobrina no tuvo otra que darle la razón a todas las doñas que le lanzaban esa verdad del tamaño de una catedral. Los primeros días, cuando uno aun está en la clínica, todo es una fiesta, uno está en un lugar protegido por sabias enfermeras y experimentados médicos que atienden a la familia constanmente. Al llegar a casa, la novedad sigue disfrazando con emoción toda la responsabilidad que implica un bebé recién nacido, todas las actividades, incluso los trasnochos, el baño, el llanto… Todo es como a uno se lo han contado. Es cuando todo baja a lo terrenal y resulta ser la rutina que asumirás por bastantes días cuando esa amenaza (“… Te cambia la vida”) retumba en la cabeza hasta que concluyes, “no vale, eso es exageración, ¿que te cambia la vida?, no vale es solo un eufemismo, porque bastaría agregar que, el cambio, no es por unos días, es para siempre.

Anuncios

Acerca de Fabiola Aponte Silva/CofradíaMamá

Comunicadora social graduada en la UCAB, ejerciendo actualmente en ámbitos inimaginados. Gerente, emprendedora, asesora comunicacional. En su "tercer turno” descubrió información fascinante: el día a día de sus dos hijos, objeto principal de su investigación periodística y de su master en inteligencia emocional y creativa. Comenzó a escribir sus crónicas en https://cofradiamama.wordpress.com/. Twitter @cofradiamama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s